Seleccionar página

No obstante, sin tener en cuenta la crisis sanitaria, cada año se pierde alrededor del 14 % de los alimentos del mundo antes incluso de que lleguen al mercado. La pérdida de alimentos está valorada en 400 000 millones de dólares (355 000 millones de euros) anuales, una cifra a la que habría que añadir el desperdicio de alimentos en supermercados, restaurantes, hogares… En lo que respecta al impacto ambiental, la pérdida y el desperdicio de alimentos generan el 8 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI).

Y es que la pérdida de alimentos se produce desde la explotación agrícola hasta la venta al por menor —excluida esta última—, mientras que el desperdicio de alimentos tiene lugar en los ámbitos de la venta al por menor, los servicios alimentarios y los hogares. Las causas pueden abarcar desde la manipulación deficiente, el transporte o almacenamiento inadecuados, la falta de capacidad de la cadena de frío y las condiciones atmosféricas extremas hasta las normas sobre cuestiones estéticas y una falta de planificación y habilidades culinarias entre los consumidores.

En pocas palabras, reducir la pérdida o el desperdicio de alimentos es una prioridad a la que podemos aportar nuestra pequeña pero gran contribución con gestos como reutilizar las sobras preparando recetas como, por ejemplo, este Crujiente de manzana, pera y nueces, una receta ofrecida por California Walnut Commission (CWC).

Manzana y pera que empiezan a madurar con crujiente de nueces

INGREDIENTES

Para el topping de crujiente de nueces

1 ½ taza de nueces de California
¼ taza de harina
⅓ taza de azúcar moreno
½ taza de avena de cocción rápida
½ cucharadita canela molida
½ taza de mantequilla

Para el relleno de manzana y pera

3 manzanas y 2 peras que estén empezando a ablandar, peladas y en rodajas
½ taza de azúcar granulado
2 cucharadas de Maizena
1 cucharadita de canela
⅛ cucharadita de sal
1 cucharada de zumo de limón

ELABORACIÓN

Para el crujiente de nueces, en un procesador de alimentos colocamos 1 taza nueces y molemos hasta que queden bien finas. En un bol combinamos las nueces molidas, la harina, el azúcar moreno, la avena y la canela, añadimos la mantequilla y mezclamos hasta formar una masa gruesa. Picamos el resto de las nueces (la otra ½ taza ) y mezclamos con la mezcla anterior hasta que se incorporen bien. Reservamos.

Para el relleno de manzana y pera, precalentamos el horno a 180 °C. En un bol mezclamos las manzanas y peras peladas y en rodajas, el azúcar, la Maizena, la canela, la sal y el zumo de limón.

Colocamos la mezcla en una bandeja de horno, espolvoreamos la mezcla de topping crujiente de nuez por encima de la fruta, y horneamos durante 45 minutos o hasta que la mezcla de fruta esté caliente y burbujeante y el topping sea de color marrón dorado. Servimos inmediatamente y se puede acompañar con helado y/o un chorrito de sirope de caramelo.

Manzana y pera que empiezan a madurar con crujiente de nueces (receta sin desperdicio)
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%

La entrada Manzana y pera que empiezan a madurar con crujiente de nueces (receta sin desperdicio) aparece primero en Diario de Gastronomía: Cocina, vino, gastronomía y recetas gourmet.