Seleccionar página

Damián Serrano

Si te gusta la comida japonesa, seguro que conoces los yakitori, las tradicionales brochetas de pollo que son altamente adictivas. Es una de las especialidades culinarias más populares allí y se consume a gran escala a lo largo y ancho de todo el país.

No obstante, más que en los hogares, el yakitori se suele degustar fuera de casa, en los stands de los festivales o en los puestos callejeros y, sobre todo, en los bares, donde es el acompañamiento ideal para la cerveza de después del trabajo.

Antes de meternos en faena, te contamos el origen de su nombre que se compone de «yaki», que significa «asar» y «tori», que significa «pollo». Se suele utilizar contramuslo, por ser la parte más jugosa, pero también se hace con otras piezas de pollo, como pechuga. También existe la versión con otros ingredientes como carne, verduras y tofu.

Damián Serrano

La clave para conseguir un yakitori de pollo perfecto es elegir un pollo de buena calidad y cocinarlo sin pasarse para que quede jugoso y sabroso. Siempre aderezados con un poco de sal o, lo que es más habitual, glaseados con la salsa yakitori que es similar a la teriyaki.

Como curiosidad, que sepas que este plato se originó en la región de Kanto, que es donde se encuentra Tokio y en esta ciudad es tal la devoción por el yakitori que puedes encontrar pequeñas calles repletas de locales, uno detrás de otro, especializados en este manjar, prácticamente de manera exclusiva.

Ahora que ya sabes un poco más sobre el yakitori, es hora de que te pongas manos a la obra y prepares nuestra deliciosa receta. ¡Vamos allá!

Información de la receta

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 20 minutos
Tiempo total: 50 minutos
Raciones: 10 brochetas
Categoría: snack
Tipo de cocina: japonesa
Calorías por ración (kcal): 155

Ingredientes del yakitori de pollo

100 ml de salsa de soja
100 ml de mirin (o vino blanco dulce)
50 ml de sake (o más vino blanco)
1 cucharada de azúcar (puede ser blanco, moreno o incluso panela)
5 o 6 cebolletas (opcional)
600 g de contramuslos de pollo deshuesados y sin piel
4 cucharadas de aceite de oliva

Damián Serrano

Utensilios necesarios

10 brochetas de las medianas de madera o acero inoxidable

Cómo hacer yakitori de pollo

Para empezar, si utilizamos brochetas de madera y vamos a utilizar la parrilla o el horno para cocinar, las vamos a poner en remojo unos 30 minutos para que cojan humedad y de esta manera no se quemen con el calor.

Damián Serrano

Luego nos ocupamos de la salsa. Para ello, en un cazo vamos a poner unos 100 ml de salsa de soja y la mezclamos con 100 ml de mirin o vino blanco y unos 50 ml de sake o más vino. En esta mezcla, disolvemos 1 cucharada de azúcar e introducimos también un buen trozo de la parte verde de una de las cebolletas para dar sabor. Llevamos a fuego medio y dejamos cocer hasta que reduzca y haya espesado, casi con una textura como de caramelo líquido.

Damián Serrano

Mientras la salsa se cuece, nos ponemos con los ingredientes principales. Necesitamos unos 600 g de contramuslo de pollo ya deshuesado y sin la piel. También le vamos a poner cebolleta, unas 5 o 6, dependiendo de lo largo que sea el tallo. Aunque, si no nos gusta o no nos apetece en el momento, podemos dejar de lado esta última. El pollo lo cortamos en trozos de más o menos 3 cm de lado, procurando que nos quede todo de tamaño similar para que se cocine de manera uniforme. Quitamos las hojas a la cebolleta y la cortamos igualmente en trozos de 3 cm.

Damián Serrano

Cuando ya tengamos los palos de brocheta remojados lo suficiente, nos vamos a poner con el montaje de los yakitori. Para ello, en cada brocheta ensartamos 4 piezas de pollo intercaladas con 3 trozos de cebolleta.

Damián Serrano

Cuando las tengamos listas, las vamos a pintar o embadurnar bien con aceite. En nuestro caso, usamos unas 4 cucharadas de aceite de oliva, aunque otro aceite de sabor neutro también vale.

Damián Serrano

Para cocinar los yakitori en casa, lo más fácil es en el horno o a la plancha. Para hacerlo en el horno, ponemos el grill a 200 ºC y gratinamos unos 5 o 6 minutos por cada lado. En la plancha, la calentamos a fuego medio-alto sin engrasar y las asamos el mismo tiempo, más o menos, por cada lado. Si lo queremos hacer a la parrilla, otros 5 o 6 minutos por lado sobre las brasas a temperatura media será suficiente. No obstante, en todos los casos el secreto está en ir controlando que no se nos queme el pollo y quede dorado sin exceder demasiado el tiempo indicado para que quede jugoso, aunque completamente cocinado el interior.

Damián Serrano

Para terminar, sacamos las brochetas del horno o las retiramos del fuego y las bañamos directamente en el glaseado de salsa yakitori. ¡Y ya estarían listas! Servimos enseguida. Se puede complementa el plato con un poco más de salsa y, opcionalmente, se pueden espolvorear con sésamo y un poco de verde de cebolleta picado finamente.

Damián Serrano

Resumen fácil de preparación

Poner en remojo las brochetas si son de madera
Mezclar los ingredientes de la salsa con un trozo de verde de cebolleta y calentar hasta reducir
Cortar el pollo y la parte blanca de la cebolleta en trozos de 3 cm de lado
Montar las brochetas intercalando pollo y cebolleta
Untar las brochetas con aceite por las dos caras
Asar las brochetas a la parrilla, al horno o a la plancha
Bañar las brochetas en la salsa