Seleccionar página

Damián Serrano

Si eres amante de la pasta, seguramente disfrutarás de esta receta clásica italiana hecha en casa y perfecta para cualquier ocasión.

Los raviolis son pequeños paquetes de pasta, generalmente cuadrados o redondos, rellenos con ingredientes variados. En esta ocasión, te enseñaremos a hacerlos con una deliciosa mezcla de carne y especias en una salsa clásica de tomate y albahaca. ¡Ah! ¡Y la pasta casera y todo!

Además, para cuando busques algo diferente, aquí te ofrecemos algunas ideas de relleno, aunque también puedes animarte a experimentar y crear tus propias combinaciones. Algunos de los rellenos más famosos y tradicionales son los siguientes: de carne y queso parmesano (el que te contamos aquí), de queso ricotta y espinacas, de calabaza y amaretti, de champiñones y trufa, de cuatro quesos, de pera y gorgonzola…

Damián Serrano

En definitiva, la cantidad de rellenos que son posibles nos daría para un artículo entero. Prácticamente cada región de Italia tiene su propia versión. Y con las salsas pasa más o menos lo mismo. Le van genial cualquier salsa base de tomate como la salsa napolitana, la marinara o incluso la boloñesa (para los de queso o verduras) y otras salsas como el pesto o a base de queso también combinan de maravilla.

¿Todo listo para hacer tus propios raviolis? ¡Comencemos!

Información de la receta

Tiempo de preparación: 45 minutos
Tiempo de cocinado: 10 minutos
Tiempo total: 1 hora y 25 minutos
Raciones: 4, 60 raviolis
Categoría: plato principal
Tipo de cocina: italiana
Calorías por ración (kcal): 685

Ingredientes de los raviolis para 4 personas

Para la masa:

300 gramos de harina de trigo de todo uso
3 huevos
1 cucharada de aceite
½ cucharadita de sal

Para el relleno:

300 gramos de carne de picada (de ternera, de cerdo o mezcla)
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
50 gramos de parmesano rallado
2 dientes de ajo
Perejil picado
1 pizca de sal
Pimienta negra molida

Para la salsa napolitana:

400 gramos de tomate triturado
2 dientes de ajo
1 chorrito de aceite de oliva
Albahaca fresca

Damián Serrano

Cómo hacer raviolis

Para hacer los raviolis caseros, lo primero que vamos a hacer es la masa para pasta. Para ello, en un bol ponemos 300 g de harina, junto con 3 huevos, 1 cucharada de aceite de oliva y ½ cucharadita de sal.

Damián Serrano

Batimos un poco los huevos con un tenedor y luego comenzamos a integrar la harina poco a poco. Amasamos hasta obtener una masa lisa y homogénea. Si vemos que está muy seca, podemos añadir una o dos cucharadas de agua. Tapamos con un paño húmedo y la dejamos reposar durante media hora.

Damián Serrano

Mientras la masa reposa, aprovechamos y preparamos el relleno. En un bol ponemos 300 g de carne picada (de ternera, de cerdo o mezcla), 1 huevo, 2 cucharadas de pan rallado, 50 g de parmesano rallado, 2 dientes de ajo bien picados, un poco de perejil picado al gusto, 1 pizca de sal y pimienta negra molida al gusto.

Damián Serrano

Mezclamos bien hasta integrar todos los ingredientes y conseguir una mezcla uniforme. Guardamos la mezcla en la nevera en un recipiente tapado hasta que llegue el momento de usar. Esto nos permite además que se integren los sabores y el relleno quede mucho más rico.

Damián Serrano

Cuando la masa haya reposado, la dividimos en cuatro partes iguales y cada parte la estiramos en la encimera enharinada con un poco de harina. Podemos utilizar una máquina para pasta si la tenemos, pero con un simple rodillo es suficiente. Estiramos hasta que cada trozo tenga un espesor de un par de milímetros. Dejamos reposar las láminas de pasta tapadas con un paño húmedo y espolvoreadas con harina para que no se peguen entre ellas.

Damián Serrano

Acto seguido, cogemos una de las láminas y comenzamos a colocar en ella bolitas de relleno (de unos 7 u 8 g cada una) separadas un par de centímetros entre ellas. También existen moldes especiales para raviolis que se pueden utilizar para este fin siguiendo las instrucciones del fabricante.

Damián Serrano

Pintamos con agua alrededor de las bolas y colocamos otra lámina de masa por encima. Apretamos bien alrededor de cada bolita y achatamos un poco el relleno para darles forma, procurando que no queden bolsas de aire. Cogemos un cortador de pasta rizado o un molde cortador y cortamos la masa en cuadrados. También nos vale cortar la masa normal y luego cerrar los bordes con un tenedor (como las empanadillas). Repetimos hasta acabar con la masa y el relleno. En total, salen unos 60 raviolis.

Damián Serrano

Para hacer la salsa, cocinamos 400 g de tomate triturado con 2 dientes de ajo picados y 1 chorrito de aceite de oliva hasta que reduzca a la mitad. Cuando la tengamos, cocemos los raviolis en abundante agua salada hasta que floten. Desde que suban a la superficie, los dejamos flotar un poquito más de tiempo para que el relleno se cocine completamente. En cuanto los tengamos, los escurrimos y los metemos directamente en la salsa.

Damián Serrano

Ya solo nos queda añadir unas hojas de albahaca fresca picada, mezclar bien y servir enseguida, ya que como mejor se disfrutan es recién hechos. En la mesa se puede poner más queso rallado si se desea.

Damián Serrano

Resumen fácil de preparación

Juntar la harina con los huevos, el aceite y la sal, para la masa
Mezclar y amasar hasta que nos quede una masa lisa y homogénea y dejar reposar
Hacer el relleno juntando la carne picada con el parmesano, el pan rallado, el huevo, el perejil, los ajos, la sal y la pimienta
Integrar todo hasta que quede un relleno uniforme y guardar en la nevera
Dividir la masa en 4 partes y estirarla con un rodillo
Colocar bolitas de relleno sobre una lámina de pasta separadas 2 cm
Mojar los bordes de cada bolita, cubrir con otra lámina y cortar
Para la salsa, reducir a la mitad el tomate con los ajos y el aceite, y después, cocer los raviolis hasta que floten y un poco más
Juntar los raviolis escurridos con la salsa y servir enseguida