Seleccionar página

Pardina es una variedad de uva blanca, autóctona extremeña, empleada tradicionalmente para elaborar vinos poco memorables e incluso para destilar, que, gracias a un concienzudo trabajo en la selección de los viñedos menos productivos, coincidiendo ello con los viñedos más viejos, se obtienen uvas con un enorme potencial enológico (menor diámetro de baya, mayor relación superficie/volumen, riqueza aromática, acidez y glicerina).